ESCLAVITUD CONTEMPORÁNEA

Según datos de Naciones Unidas el tráfico de personas con fines de explotación sexual mueve cada año entre 5 y 7 billones de dólares. En este mismo período se venden cerca de 4 millones de mujeres para la prostitución, la esclavitud o el matrimonio forzado y 2 millones de niñas son introducidas en el comercio sexual.

La Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer CEDAW, de la que el Ecuador es parte, en su artículo 6 establece: “Los Estados partes tomarán todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para suprimir todas las formas de trata de mujeres y de explotación de la prostitución”. Si bien en el Ecuador la ley penal castiga tanto el tráfico ilegal de personas como también a quienes promueven y se benefician de la prostitución ajena, la trata de mujeres como tal aún no se encuentra tipificada.

En nuestro país no existen datos específicos sobre el tráfico interno (de una región a otra) y externo (destinada a otros países) de mujeres, hecho que limita la posibilidad de poner en la agenda pública esta problemática. En el caso concreto de la trata externa debemos recordar que la sola tipificación del tráfico ilegal de personas no es suficiente, pues en muchos casos las redes internacionales de traficantes utilizan medios legales para el traslado de las mujeres de un lugar a otro sin violar las leyes migratorias; de hecho, paquetes turísticos, cartas de invitación a eventos, contratos de trabajo y la adopción, son mecanismos frecuentes para la emigración legal. Las mujeres son reclutadas en estas redes por medio de engaños con ofertas atractivas de trabajo en actividades no relacionadas con la prostitución. Una vez que estas mujeres llegan legalmente a su destino, son secuestradas como esclavas a través de diversos métodos: retención de sus documentos de identidad y de su pasaje de retorno en caso de poseerlo; violencia física y sexual; restricción de la libertad (encierro) e incomunicación completa. Cuando las mujeres han ingresado violando las leyes migratorias a más de la utilización de los mecanismos ya citados son amenazadas con ser denunciadas ante las autoridades migratorias.

El tráfico sexual de mujeres constituye el cuarto negocio clandestino en el mundo dada su rentabilidad y esto es así porque a decir de un beneficiario de la trata “…la mujer da más ganancia que la droga o el armamento. Esos artículos sólo se pueden vender una vez, mientras que la mujer se revende hasta que ella muere de Sida, queda loca o se mata…”(Testimonio publicado por la Unión de Congregaciones Religiosas Femeninas de la Iglesia Católica).

Considerar que las mujeres son objetos garantiza la expansión de este lucrativo negocio. ¿Cómo considera usted a las mujeres?..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>