ESTILOS Y FONDOS

Así se maneja el poder en nuestro país, así se ha construido un sistema de poder cuyas claves cada vez son menos humanas.

Cuando los acontecimientos se encienden, las actitudes brotan, lo que estaba escondido se exhibe. La mejor forma de conocer a las personas es entregarles poder, entonces, de acuerdo a la forma en que lo manejen sabremos si valió la pena o no confiarles tan delicada tarea. En la práctica, quienes prometieron una cosa, toman decisiones y actúan de manera opuesta a lo ofertado, quienes dijeron ser diferentes resultaron peores que aquellas personas que les antecedieron, quienes afirmaron ser honestas y confiables, finalmente traicionaron todo sin respeto ni consideración alguna. Estilo que parece repetirse cada vez con mayor fuerza.

El conjunto actual de las características del poder, nos coloca ante un panorama de violencia, irrespeto, autoritarismo, desequilibrio; vemos un ejercicio de poder que no logra superponerse a los intereses individuales de quien lo ejerce ni consigue deslindarse de ellos para pensar y actuar con miras a satisfacer las necesidades de los colectivos de este país; es una forma de hacer poder con fines excesivamente coyunturales porque en esta “eterna” coyuntura se sacará la mayor ventaja para el partido, para el líder, para los votos, para la acumulación; y por lo tanto no se pondrá el poder al servicio del pueblo y no se construirá presente para futuros dignos.

Desde la otra orilla, en cambio, se escucha una voz clara que exige cambios, cambios que de todas formas se quedarán cortos ante el problema de fondo. “Todos fuera” es la consigna, la propuesta sería “todo fuera”, la forma y el fondo, las personas y los estilos. Se ha actuado despóticamente, se podría actuar democráticamente; se ha dicho: decreto, se podría decir, diálogo; se reacciona con golpes en el Congreso, se podría decir sin violencia, reclamar algo con lo que no se está de acuerdo es finalmente razonable, lo irracional es agredir.

El modus operandi del poder actual es violento como todo lo que sucede en el planeta. El estilo para estar a tono se reafirma en la idea venida del norte: si no estás conmigo estás en mi contra.

Volver la mirada hacia aquellas cualidades desvalorizadas como el amor, la ternura, la fidelidad, el diálogo y la solidaridad, es cada vez más urgente. Hablamos de la posibilidad real de un nuevo poder, que a decir de Amartya Sen, premio Nobel de Economía, puede venir desde las mujeres debido a su construcción de identidad tan lleno de los valores mencionados; sin embargo, esta propuesta funcionaría en tanto se hable de un estilo que no asesine las cualidades femeninas, sino que las reivindique y las aproveche. Estas cualidades las tenemos todas y todos, si las valoramos y las utilizamos levantaremos un nuevo poder, cambiaremos su estilo, transformaremos su fondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>