SEXUALIDAD ADOLESCENTE

RELACIONES SEXUALES EN LAS Y LOS ADOLESCENTES

Realizado por: Andrea Rivera (GAMMA)
Fecha: 25 de octubre, 2005
Luna menguante

Actualmente las y los jóvenes comienzan su vida sexual más temprano que antes. Sin embargo este hecho no se da de la misma manera en el caso de las mujeres que en el de los hombres.

En nuestra sociedad aún persisten normas de género desiguales, que permiten que por un lado se aliente a los jóvenes varones a que amplíen sus experiencias sexuales y por otro, al mismo tiempo, se pide a las jóvenes mujeres abstenerse y conservar su “virginidad”. Este mandato y otros que lo acompañan así como los tabúes y la falta de educación sexual con equidad de género provoca distintas situaciones que afectan la vida de las y los adolescentes.

Como consecuencia del mandato impuesto a los jóvenes varones, ellos buscan formas de “convencer” a sus parejas, una de ellas, la más conocida es la “prueba de amor”; otros recurren a la intimidación y la violencia para presionar a las adolescentes a tener una relación; otros, finalmente, lo hacen con trabajadoras sexuales; a los varones además se los anima a asumir riesgos en su comportamiento sexual basados en normas sociales dominantes sobre la masculinidad que presentan a los varones como “héroes conquistadores y machos que asumen riesgos en cuestiones sexuales”. La consecuencia en las jóvenes mujeres al enfrentarse a una “prueba de amor” o a una acción de presión en la que mantuvieron una relación sexual, muchas veces es el sentimiento de culpa, se sienten “pecadoras” e “impuras”, además, se suele desatar una relación de dependencia al “cariño” y al permanecer con su enamorado, pensando que son propiedad de ellos y que además ya nadie aparte de él las querrá porque ya no son “vírgenes”. Todas estas creencias refuerzan el temor a perder a su compañero sexual.

Las relaciones sociales de poder se reproducen en las relaciones sexuales de adolescentes en las que las mujeres por su falta de poder, su temor a la violencia y su noción de “pasividad femenina”, muchas veces no pueden hablar con sus parejas acerca de si sus relaciones sexuales: son o no oportunas, acuerdos para la protección durante los encuentros sexuales o de los peligros y afecciones a su salud sexual. Todo esto es caldo de cultivo para problemas emocionales, embarazos no deseados, matrimonios y consiguientes divorcios, enfermedades de transmisión sexual, abortos inseguros, violencia sexual, etc.

Como vemos las consecuencias no son pocas y no afectan solo a las y los adolescentes sino a la sociedad en general en la cual sin el correcto ejercicio de las y los jóvenes a sus derechos sexuales y reproductivos, y sin una formación profunda en equidad de género y en la atención a su salud sexual no se podrá romper con estos estereotipos que generan desequilibrios, que son nocivos y se oponen al establecimiento de relaciones saludables, responsables y equitativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>