DECLARACION DE INDEPENDENCIA

Sergio Verne

Declaración de independencia

Por: Sergio Alejandro Vergne – GAMMA
Fecha: 8 de noviembre, 2005
Luna creciente

Un 3 de noviembre de 1820 Cuenca declaró su Independencia de España. El mismo grito emancipador resonó en toda América Latina a lo largo del siglo XIX. Estas manifestaciones fueron gestadas por las burguesías criollas de entonces, surgidas a la luz del proceso de mundialización incipiente del capitalismo. Inglaterra, en su creciente desarrollo industrial, necesitaba del “libre comercio” con las colonias para proveerse de materias primas. Las colonias, a su vez, necesitaban liberarse de las trabas aduaneras que la corona española les imponía para comercializar sus materias primas y algunas manufacturas con los países industrializados.

Independencia, por tanto, de España pero, inmediatamente, dependencia del capitalismo mundial liderado por Inglaterra. Los sectores beneficiados fueron las burguesías criollas terratenientes, dueñas de los campos desde donde se proveía a Europa de cacao, bananas, frutas, metales, carne, trigo, cuero, etc Al interior de los estados latinoamericanos ya “libres” de la Corona, los sectores campesinos e indígenas continuaron bajo la dominación de estas oligarquías y burguesías criollas, y protagonizaron durante el siglo XX junto al movimiento obrero, grupos de intelectuales, jóvenes (constituidos en un nuevo actor social hacia los años 70) y movimientos de mujeres numerosos procesos de reivindicaciones sociales, revueltas y revoluciones.

Ya en el siglo XX, el capitalismo mundial pasó de manos de Inglaterra a manos de los ganadores de la 2° Guerra Mundial: EEUU y la URSS. Esta última, luego de haber convertido su revolución bolchevique en lo que Poulantzas definió como capitalismo estatal, no pudo sostener sus propias contradicciones y terminó desplomándose a finales del siglo.

El siglo XXI nos encuentra, entonces, ante un nuevo momento del capitalismo imperialista liderado por EEUU, denominado “globalización”. Su estrategia frente a América Latina consiste actualmente en el apoyo a las democracias restringidas y tuteladas de la región donde millones de latinoamericanos son excluidos de las tierras, las fabricas, la educación, la salud, los alimentos, los recursos naturales y las decisiones políticas; promoviendo la conformación del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas) y las firmas de Tratados de Libre Comercio que constituyen verdaderos contratos de libre disponibilidad de EEUU sobre nuestras soberanías, territorios y riquezas.

Ante esta nueva situación de coloniaje, los ecos de aquel grito de Independencia hoy se escuchan con mayor fuerza. Es el grito de las movilizaciones populares surgidas en Ecuador, Argentina, Perú y Bolivia durante la última década que terminaron echando a gobernantes que no representaban los intereses de la mayoría. Y es el grito de Independencia que resuena nuevamente, cuando miles de latinoamericanos y los presidentes de Venezuela y el MERCOSUR (países que representan el 75 % del PBI de la región) se manifestaron recientemente en la Cumbre de las Américas contra el ALCA, el TLC y la militarización que quiere imponer los EEUU, haciéndola fracasar.
En noviembre también, pero del 2005, ¡las voces independentistas se alzan en América!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>